Yo mismo

img_20160930_100424184-foto-pequena

 

Desde los ocho años que mi padre me puso una guitarra en las manos, no he dejado de tocar.

 

 

 

2

Las primeras clases las tomé del Maestro Emilio Ablanque Pajares. Durante nueve años me enseñó el arte y la técnica.

 

 

marco-romero

 

 

 

 

Chema Saiz fue mi otro gran inspirador y profesor. Con él aprendí los primeros pasos de armonía moderna.

 

Sigo aprendiendo y estudiando, pues nunca me deja de sorprender la música.

 

Seis cuerdas y un mastil.